Llámanos +52 442 815 7576

5 factores importantes a considerar al comprar colchones hospitalarios

cama ortopdica medicaltha 900x900 1

Tabla de Contenidos

1. Materiales utilizados en colchones hospitalarios

Los materiales utilizados en los colchones hospitalarios son diferentes a los utilizados en los colchones de espuma. El colchón de espuma está hecho de espuma de poliuretano o látex, mientras que el colchón de hospital está hecho de una combinación de algodón y lana.

Los colchones viscoelásticos son más caros que los colchones de espuma, pero tienen algunas ventajas. La espuma viscoelástica tiene una densidad más alta que el poliuretano o el látex, lo que la hace más duradera y cómoda para dormir. Tampoco absorbe el calor tanto como otros tipos de espumas, por lo que no pasarás calor por la noche.

Cuando se trata de colchones de hospital, hay muchos materiales diferentes que componen el colchón. Estos materiales pueden incluir algodón, espuma y látex. El algodón es un material natural que se utiliza a menudo en la construcción de colchones. Este material se puede encontrar en almohadas o sábanas. Por lo general, es bastante transpirable y respira fácilmente con el calor de tu cuerpo. La espuma es una forma de polímero compuesto por diferentes tipos de productos químicos que se unen mediante reacciones de polimerización para crear un sólido, poroso y material resiliente.

El látex es un material de caucho natural similar al plástico flexible que se utiliza en la industria. Tanto el polímero como el látex son materiales muy duraderos con gran elasticidad y resiliencia. También tienen una excelente rigidez, lo que significa que pueden soportar la presión fácilmente sin perder su forma o comprimirse con el tiempo. Estos dos materiales se encuentran comúnmente en los colchones porque de su capacidad de perdurar en el tiempo sin estropearse. El látex es la primera opción de material de colchón porque es duradero y resistente. Tiene una sensación natural y por lo general funciona bien con espuma viscoelástica.

2. Diseño y estilo de sueño

Las camas de hospital están diseñadas para las necesidades específicas de los pacientes hospitalizados. Están diseñados para facilitar que las enfermeras y los médicos brinden atención, y también están diseñados para limitar la propagación de patógenos.

Los diseñadores de colchones hospitalarios utilizan una variedad de pautas cuando diseñan camas de hospital. Uno es el American National Standards Institute, que especifica que las camas de hospital deben tener un centro de gravedad bajo y ser lo suficientemente resistentes para sostener a los pacientes sin volcarse. La cama también debe tener un espacio despejado debajo para que las enfermeras puedan moverse fácilmente, así como asideros a ambos lados para facilitar el movimiento.

Las camas de hospital también deben ser cómodas y aliviar el dolor, pero no pueden ser demasiado blandas ni demasiado duras porque causarán puntos de presión en la espalda y las caderas de los pacientes. La cama también debe ser fácil de limpiar porque los hospitales tienen más probabilidades de tener más pacientes que camas. Hay muchas características de una cama de hospital, como la altura, el límite de peso, los sonidos y las luces. También hay diferentes materiales disponibles, como espuma, almohadas llenas de aire o resortes. Hay muchas características de una cama de hospital, como la altura, el límite de peso, los sonidos y las luces. también hay diferentes materiales disponibles, como espuma, almohadas llenas de aire o resortes.

3. Clasificación de comodidad

La calificación de comodidad es una medida de cuán cómodo es un colchón. Se mide en una escala del 1 al 10, siendo 10 el más cómodo.

Hay muchos factores que afectan la calificación de comodidad de un colchón hospitalario. Los factores más importantes son la firmeza, los materiales y el grosor del colchón.

La firmeza está determinada por la cantidad de presión que se necesita para hundir la superficie del colchón en un 25 % y esto se puede hacer recostándose sobre él. Los materiales utilizados en la fabricación de un colchón también determinarán su nivel de comodidad y esto incluye materiales naturales o sintéticos como el látex, la espuma viscoelástica o el poliéster. Por último, el grosor también tiene un efecto en las calificaciones de comodidad porque los colchones más gruesos tienen más material para comprimir para un mayor alivio de la presión que los colchones más delgados, lo que significa que se sentirán cómodos.

4. Nivel de soporte del colchon hospitalario

Cuando se trata de soporte, hay tres niveles de soporte.

El primer nivel se denomina nivel “básico” de apoyo. Esto es cuando tienes un colchón que tiene un marco básico y espuma o resortes. No va a ser tan de apoyo como los otros dos niveles, pero proporcionará algo de apoyo para la espalda y las caderas.

El segundo nivel se denomina nivel de soporte “medio”. Este colchón tendrá un sistema de espiral de resortes internos y más acolchado encima para mayor comodidad y mejor soporte para la espalda y la cadera.

El tercer nivel se denomina nivel de soporte “premium”. Este colchón tendrá un sistema de bobinas internas, una capa de espuma más suave para una mayor comodidad, acolchado pesado para aliviar más la presión en la espalda, las caderas, y hombros, y una capa de algodón orgánico que está diseñada para proporcionar una mejor transpirabilidad. El cuarto nivel se denomina nivel de soporte “de lujo”. Este colchón tendrá bobinas de alta densidad, así como capas adicionales de látex sobre el acolchado de felpa para brindar una mayor comodidad al dormir.

5. Precio del Colchón hospitalario

Un colchón es una parte esencial de una cama. Es la superficie sobre la que dormimos y sirve de apoyo a nuestro cuerpo mientras descansamos. Los colchones también son importantes porque pueden afectar la calidad del sueño que tenemos.

Los colchones vienen en muchas formas y tamaños diferentes, con una amplia gama de precios adjuntos. Hay muchos factores que debe tener en cuenta al comprar su próximo colchón, pero el precio es uno de los más importantes. Desea asegurarse de encontrar un colchón que se ajuste a su presupuesto y cumpla con todos sus otros requisitos.

Un colchón de hospital barato no será tan cómodo como uno caro, pero aun así debería proporcionar cierto nivel de soporte para su cuerpo mientras duerme.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.